Historia del Club Deportivo Molareño

Cuenta la leyenda que un mes de abril de 1973 se jugó el primer partido como C.D. Molareño, que en septiembre de ese mismo año se hicieron las primeras fichas federativas. Se habla que los comienzos fueron muy complicados, pero entre jugadores y directiva lograron sacarlo adelante.

 

Cuenta la leyenda que el campo varió de ubicación, hasta dejarlo donde se encuentra hoy en día, que costó sangre, sudor y lagrimas conseguir las porterías, las redes... pues no había presupuesto.

 

Cuenta la leyenda que la sede estaba en un bar, que se entrenaba en la antigua cárcel (El Remolino), que el campo era de tierra, que cuando llovía se embarraba y los espectadores lo veían desde sus coches haciendo sonar la bocina con cada gol...

 

Cuenta la leyenda que por aquel entonces nacieron los guerreros del Molareño, los azullillos que tenían ganas de comerse el mundo, de jugar, de disfrutar de su pasión, los que nunca se rindieron, los que nunca daban un partido ni una liga por perdida... y entonces… nació nuestro lema: Lucha, Casta y Honor

 

Cuenta la leyenda que un año consiguieron ascender y el pueblo se contagio de su entusiasmo y alegría. Era una época dorada donde el fútbol nos unió bajo una misma camiseta, un mismo escudo… ese escudo que representaba a nuestro pueblo, El Molar.

 

En realidad, esto no es una leyenda, es la historia viva de un club que lleva 45 años haciendo historia, fomentando el deporte en nuestro municipio, formando deportistas, personas…

 

Es la historia de un club, con un gran PASADO, un excelente PRESENTE que lo forman 125 alumn@s de nuestra escuela y 23 jugadores del equipo de Aficionados, y con un prometedor FUTURO, donde la CALIDAD y CERCANÍA de nuestro cuerpo técnico sea la base fundamental de nuestro crecimiento, sin dejar de lado por supuesto, la constante búsqueda entre nuestros jugadores de la ILUSIÓN, tan necesaria para que el deporte y los amigos se conviertan en dos de los pilares básicos de su vida. Ilusión que hoy queremos reflejar en este bonito álbum que espero y deseo se convierta en un recuerdo imborrable para todos vosotros.

 

No me gustaría terminar sin agradecer a tod@s los que de una manera u otra han contribuido a escribir todas las páginas de historia de nuestro club: jugadores, socios, simpatizantes, Ayuntamiento de El Molar, patrocinadores, colaboradores y muy en especial a todas las juntas directivas de la historia, encabezadas por sus respectivos presidentes: Joaquín Barrera, Ángel Aguado, Fernando Moreno, Juan Frutos, Victoriano Martín, Santiago Gerardo, José Luis García, Pedro de la Puente, Antonio Olivares, Juan Luis Sanz y Dolores Estebarán…

 

Sin todos ellos, esta historia no habría sido posible… ¡GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS!

 

Hoy, mañana y siempre, sigamos haciendo historia… ¡AUPA MOLAREÑO!